Mensaje Institucional de Jaime Oraá, presidente de UNIJES

Es para mí un placer como Presidente de UNIJES daros la bienvenida. Como Federación de Centros Universitarios Jesuitas tenemos delante de nosotros retos importantes que afrontar.

En el nuevo contexto en el que nos movemos, el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), nuestros centros deben caracterizarse por una búsqueda constante de una mayor calidad en nuestro servicio universitario a esta sociedad. Esto implica que nuestra docencia, nuestra investigación y transferencia, y nuestra proyección social, sean realmente excelentes.

 1. En el campo de la docencia, enseñanza-aprendizaje, la formación integral de nuestros estudiantes cobra en las actuales circunstancias una importancia vital. No olvidemos que el futuro de nuestra sociedad depende de nuestros jóvenes, y lo que lleguen a ser depende en buena medida de la formación que les demos.

Contamos con una gran tradición pedagógica ignaciana de más de 400 años en el modelo de formación integral, que coincide con muchas de las grandes líneas del modelo que inspira el EEES.

Un paradigma ignaciano que pretende formar no sólo excelentes profesionales, sino a la vez ciudadanos responsables, con unos valores procedentes del nuevo humanismo cristiano, que pongan sus talentos al servicio de una sociedad más justa y solidaria.

 2. En el campo de la investigación, y dentro de las limitaciones presupuestarias evidentes para las universidades de iniciativa social, debemos aspirar también a una investigación de calidad. Esto implica, “inter alia”, una fuerte selección y priorización de las líneas de investigación  en los campos de conocimiento que cultivamos y que consideramos relevantes para la resolución de graves problemas sociales, un impulso a los equipos de investigación, una internacionalización de los mismos, un decidido impulso a la interdisciplinariedad, y un reconocimiento externo de su calidad.

 3. En el campo de la proyección social también deseamos prestar un servicio universitario aportando nuestra luz y sabiduría, junto con otros, en los complejos diálogos y debates fronterizos  de nuestro tiempo, en los campos interculturales, interreligiosos, políticos y económicos, desde nuestra particular sensibilidad por las causas de los excluidos.

Creemos que todo esto nuestros centros lo pueden hacer mucho mejor en estrecha colaboración  que lleva a una  alianza estratégica que nos ayude a profundizar desde nuestra identidad y misión, en un mejor servicio universitario. Con esta convicción, con ilusión y compromiso, iniciamos esta nueva etapa.

Leave a Comment