Mensaje del Provincial de España de La Compañía de Jesús. P. Francisco José Ruiz Pérez. Marzo 2013

Os doy mi bienvenida a UNIJES a través de su web.

UNIJES en su nueva singladura se constituye como el Sector de la Educación Universitaria de la Compañía de Jesús en España. Un nosotros diverso y, sin embargo, con deseo de ser concorde: no sólo la suma de centros, sino la multiplicación a la que suele conducir el poner juntos y en servicio recíproco los dones particulares.

UNIJES ha de alzar su mirada por encima de las distintas instituciones para contemplarlas desde varias perspectivas transversales:docencia/aprendizaje, investigación, proyección social, identidad/misión. Todos podéis ayudar enormemente a que UNIJES piense en cuestiones fundamentales, en principios. A nuestro P. General le gustaría decir que vayamos por profundidades, y como él señalaba en un reciente mensaje: “No es cuestión de control o de poder, sino de evaluar si nuestras instituciones siguen siendo y cómo fundamentalmente instrumentos apostólicos y de clarificar su objetivo básico de servicio a la misión de la Iglesia y de la Compañía”. Por tanto, nuestra competitividad pasa por nuestra hondura

UNIJES ha de crear un espacio nuevo de encuentro como “sector” que, tal como se apunta en el documento Estructura organizativa, pretende la convergencia de políticas y estrategias, la conjunción de recursos y actividades y la armonización de estilos y modos de hacer, como condiciones necesarias para lograr los objetivos de la Misión, la significatividad pública y eficiencia práctica pretendida tanto en el sector como en cada uno de los centros que por sí solos difícilmente lo conseguirían en el grado debido.

UNIJES no es una solución de fuerza, de afianzamiento corporativo. Es una posibilidad de creatividad apostólica para la misión universitaria que se nos pide desde la Iglesia. La creatividad apostólica no es exactamente lo que entendemos por pura innovación, ni es resultado sólo de la inversión y utilización de medios. Hay una creatividad para el servicio que únicamente nace en el momento en que se produce el encuentro entre los actores de la misión. En la medida en que aproximemos a nuestros centros universitarios entre sí, en que provoquemos compromiso entre ellos; en la medida en que avivemos la relación entre quienes llevan adelante una misión parecida…, en esa medida seremos capaces de una creatividad apostólica mucho mayor de la que sospechamos. Nuestra competitividad pasa entonces también por nuestra capacidad de alianza.

Leave a Comment